Tecnología

¿La tecnología nos vuelve antisociales? Vamos a averiguar

La tecnología ha cambiado la vida tal como la conocemos. Hace diez años, ¡ni siquiera podíamos imaginar la mitad de las cosas que hacemos hoy! Todo está ahora disponible a tu alcance. La conexión a Internet estable y el dispositivo te conecta con todo el mundo.

Como asociado de Amazon, obtengo compras que califican.

Sin embargo, no todo son arcoíris y rosas. El desarrollo tecnológico tiene una buena cantidad de inconvenientes.

Hoy en día, las personas dependen de los teléfonos inteligentes para las tareas más simples. Además, con el auge de las redes sociales, estamos aún más aislados de la realidad.

¿Cuándo fue la última vez que tomaste una taza de café sin publicarla en Instagram? La tecnología ha unido al mundo pero ha separado a las personas. Siga leyendo para descubrir si la tecnología realmente nos hace antisociales.

Indice

  • Tecnología y conveniencia
  • Tecnología y educación
  • Tecnología y negocios
  • Lo bueno, lo malo y lo feo
  • El lado oscuro de las redes sociales
  • Tecnología y salud mental

Tecnología y conveniencia

No se puede negar que la tecnología está mejorando nuestro estilo de vida a pasos agigantados. Todo está disponible en línea. Puede realizar pedidos, reservar boletos, trabajar y recibirlo en su puerta.

¡Salir de tu casa parece redundante si tienes suficientes aplicaciones y dispositivos! Y dada la pandemia actual, eso podría ser una bendición disfrazada. Permanecer en el interior es la nueva normalidad y la tecnología es lo que nos mantiene cuerdos y estables.

Tecnología y educación

Desde estudiantes universitarios hasta profesionales en activo, todos dependen de la tecnología. Tenemos opciones de trabajo desde casa, cursos en línea, pasantías y más. para mejores perspectivas profesionales.

La industria de la educación ha experimentado una transformación completa. Los estudiantes ahora tienen acceso a mejores recursos y dispositivos.

No tienes que buscar en tu universidad durante horas y horas para encontrar un libro o una revista. Todo el material de investigación está ahora disponible en línea, debidamente catalogado y accesible con un solo clic. También puede contratar personas para que le ayuden a enviar su tarea.

Puede obtener presentaciones de proyectos, material de investigación y recursos listos para usar en línea. Además, una vez completado, puede pasarlo por un verificador de plagio para evitar cualquier contenido copiado. También hay plataformas en línea para ayudar a revisar el ensayo.

Para los maestros, la tecnología ayuda a planificar lecciones y lecciones. Puede planificar las evaluaciones de su clase, crear trabajos de examen y evaluar proyectos mucho más rápido.

Y después de la universidad, los estudiantes también pueden buscar trabajos de medio tiempo, pasantías o cursos de desarrollo profesional en línea.

También hay varias opciones de autónomos confiables para estudiantes que desean continuar su educación y carrera juntos.

Pero esta conveniencia tiene un costo. Hay varios estudios que destacan cómo los gadgets nos vuelven perezosos, improductivos y nos distraen con facilidad. Demasiadas cosas buenas pueden volverse tóxicas y nuestra relación con la tecnología lo demuestra.

Tecnología y negocios

La tecnología ha tenido un gran impacto en la forma en que hacemos negocios. Hubo un momento en que el mercado estaba gobernado por unas pocas empresas y marcas selectas.

Hoy, gracias a Internet, el mercado se ha abierto. Cualquier persona de cualquier rincón del mundo puede abrir un sitio web.

La tecnología también ha abierto nuevas oportunidades comerciales para las personas. Esto permite a los emprendedores comprender mejor lo que quieren los clientes. Herramientas de investigación como el análisis FODA, le da una idea en profundidad de los microfactores que afectan su marca. Puede recopilar métricas de clientes de herramientas de análisis y SEO.

Las operaciones comerciales ahora tienen información detallada sobre la generación de leads, la participación del cliente y la competencia del mercado. Tienes todos los recursos a tu disposición para crear y mantener una tienda online rentable de comercio electrónico.

Lo bueno, lo malo y lo feo

Gracias a la tecnología, las personas pueden obtener actualizaciones en tiempo real sobre lo que está sucediendo en el mundo. Sin embargo, como todas las cosas buenas, incluso la tecnología tiene una desventaja. Estar pegado a nuestras pantallas todo el día plantea muchas preocupaciones físicas y psicológicas.

Entonces, ¿la tecnología realmente nos hace antisociales? Bueno, todo el mundo tiene opiniones diferentes al respecto. Y sería injusto pintar el debate en blanco o negro. Cada generación tiene una visión diferente de este argumento.

Los Millennials y Millennials creen que la tecnología es esencial. La generación del baby boom culpa a los teléfonos / dispositivos de todo lo que está mal en el mundo. Estas dos perspectivas tienen sus ventajas y desventajas.

«¡Busca desde tu teléfono!» «Háblenos» «Deje de ser un adicto a la televisión» – son quejas comunes de los padres. Según la generación anterior, la tecnología nos ha hecho más perezosos. Nos enfrentamos al problema de la abundancia. Ahora todo está disponible en línea y esta sobrecarga de contenido puede volverse abrumadora.

El lado oscuro de las redes sociales

Todos los que conocemos están en una red social o lo que sea. Ayuda a reunir a personas de todo el mundo, lo que permite a los usuarios expresar sus opiniones y publicaciones. Todo el mundo quiere presentarse en las redes sociales.

Plataformas como Facebook e Instagram son tanto una bendición como una maldición. Durante un tiempo, puede conectarse con personas más rápido, también lo hace vulnerable a las amenazas en línea. La privacidad de los datos y el ciberdelito van en aumento.

Los motores de búsqueda como Google también rastrean su actividad de usuario e información personal. La tecnología ahora está invadiendo nuestros espacios más privados.

Cualquiera puede ver tus publicaciones y fotos en las redes sociales. Robo de identidad, perfiles falsos, trolling online, etc. siguen siendo preocupaciones importantes para los usuarios.

Los atacantes, protegidos por el anonimato de Internet, amenazan a las personas por sus diferentes opiniones.

Las redes sociales también promueven estereotipos dañinos sobre uno mismo y la imagen corporal. A menudo buscamos celebridades en línea y envidiamos su estilo de vida y lujo. De hecho, las redes sociales se han convertido en un espacio tan competitivo que nos aleja de la realidad. Rompemos para crear una alternativa virtual a la realidad y preferimos vivir allí.

Tecnología y salud mental

Los avances tecnológicos tienen un gran impacto en el bienestar mental. En el lado positivo, gracias a la tecnología, podemos diagnosticar enfermedades, simplificar los negocios y mejorar nuestra forma de vida. Por el contrario, la tecnología también nos vuelve complacientes, letárgicos y antisociales.

Con la tecnología, obtenemos mejores medios para expresar nuestra opinión y conectarnos con personas de ideas afines. Cualquiera que tenga una idea y una conexión a Internet ahora puede iniciar un blog en línea. Sin embargo, estas plataformas son vulnerables a la piratería y otros problemas de seguridad.

Las plataformas de desarrollo de sitios web como WordPress tienen varias medidas de seguridad para proteger el contenido y la identidad del usuario.

Todo depende de cómo lo uses o malgastes. Además, toda la conversación en torno a la tecnología también está provocando una brecha económica y social entre la población.

La tecnología, especialmente las redes sociales, por lo tanto, contribuye a hacernos antisociales. Sin embargo, sería incorrecto echarle la culpa por completo a la tecnología. Porque, al fin y al cabo, somos nosotros los que abusamos de la tecnología.

Entonces, ¿la tecnología es mala? Claro que no. La tecnología, como la mayoría de las cosas, es una herramienta que tiene aspectos tanto positivos como negativos. Sería injusto pintar un cuadro en blanco y negro para este debate.

Biografía de los autores:

Mary Jones es cofundadora y editora en jefe de TopMyGrades, que se centra en la orientación profesional para estudiantes universitarios en los Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Australia. María también proporciona ayuda a misiones en USA como un servicio en línea para estudiantes universitarios para guiarlos con una variedad de cursos universitarios y certificaciones. Cuando está libre, le gusta leer biografías y novelas inspiradoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *